Viajar para generar recuerdos.

Porque no quiero conocer de memoria cada semáforo, cada puesto en cada esquina, porque me fascinan los olores nuevos, es el sentido de lo desconocido, la sensación de despertar y no saber dónde estás, ser ajeno a los horarios, que el único plan sea ver la puesta del sol.

Viajar es sentir curiosidad por lo cotidiano, ver esas pequeñas cosas que generalmente no ganan nuestra atención…esas que luchan para ser vistas por los residentes, buscar formas nuevas de comunicación cuando no entiendes el idioma de lugar. Siempre vienen a mi memoria estar pidiendo un mapa en una carnicería en Bruselas-Bélgica, es solo un pequeño recuerdo pero que lleva puesto una tormenta de sentimientos y sensaciones que solo experimentaras pasando por esa situación.

Viajes es eso, es perder el mapa, el mapa de la vida que nos han impuesto desde pequeños, viajar es romper paradigmas, es un despertar eterno. Viajar es cambiar destino en tan solo 5 minutos, viajar es tiempo de vida vivido, tiempo de vida compartido. Cada minuto perdido está lleno de algo que no sucederá y esto es sencillamente terrible.

Viajar te cambia por dentro, te llena de pensamientos que solo emergen caminando nuevos senderos, te lleva a enfrentarte con tus temores que por cierto son solo tuyos. Viajar es cansarte de caminar, pero increíblemente te sentirás descansado y con ganas de mucho más.

Sentir que un sitio es tan similar a otro, aunque estos estén en continentes diferentes es una sensación espontanea de vida, esas pequeñas similitudes que descubre tu cerebro en la lejanía de tu ciudad entendiendo que esta es solo un sitio más en el cual tu decidiste vivir.

Viajar es encontrarse y encontrarse es viajar a un lugar quizá aun no conocido.

si has llegado hasta aquí, muchas gracias por tu tiempo.

Deja un comentario