Silla de Ruedas + Bus en Río = Felicidad!

Hola, este post va dedicado a los hermosos momentos que viví en Río de Janeiro en silla de ruedas 😁.

Cuando pensaba en Río imaginaba caos, limitaciones, cómo llego al Cristo, el pan de azúcar hay que escalar 😋?? Miles de preguntas, por suerte un amigo (Sergio) nos invitó unas cervezas, cazó el mapa y nos colaboró días antes del viaje.

Llegamos a «LA CIUDAD». No recuerdo haber visto un bus (colectivo o Bondi en Argentina) que no estuviera adaptado para silla de ruedas. La verdad es que lo esperas, despliegan la rampa, subís y te vas. Simple. Los chóferes todos super amables. Voy a contar una anécdota, de Copacabana al Jardín Botánico.

El asunto fue del Jardín Botánico al hotel, lamentablemente no tenemos fotos porque en ese momento con Sari en mi falda y Edu empujando la silla se dificulta sacar la cámara. Espero poder transmitir la experiencia.

Se trabó la rampa, si, en la mitad de la subida, quedé con Sara en la falda. Edu se ocupó de Sara que estaba dormida, y entre el chófer y tres pasajeros me subieron a los tirones al colectivo.

Después de unas cuadras con la rampa trabada el chófer decide hacer cambio de colectivo, no se podía transitar en esas condiciones. Después de hablar sobre Messi y Maradona mientras bajaban y subían la silla y la Naty 🤙. Seguimos viaje.

El nuevo chófer, amablemente nos pregunta dónde deseamos descender. Le decimos, nuestro destino es Copacabana. La respuesta del chófer no fue la esperada.

Este no es el número de colectivo que debíamos tomar 😒😒😒

Ohhh estábamos casi en Botafogo, nos volvimos a bajar, por suerte del destino, en la puerta de un shopping 🙋. Aprovechando los infortunios del destino, para nosotros suerte, y siempre tomando a las cosas que suceden como aprendizaje paseamos por el shopping conocimos la zona de Botafogo que reúne miles de líneas de buses, cenamos y a casa en el bus correcto.

Pasamos un hermoso día en el Jardín Botánico, fuimos y disfrutamos del transporte público como unos verdaderos cariocas, descubrimos la amabilidad que tanto caracteriza a las personas en Brasil y aprobamos los hermosos buses adaptados de Río de Janeiro.

Un dato importante, la credencial de accesibilidad internacional que tramitamos aquí en Argentina sirve perfectamente para no abonar pasaje, desde Buzios a Cabo Frío se puede llegar en bus adaptado también. Espero que se animen a transitar plenamente las adaptaciones que ofrece Río de Janeiro. Siempre hay para mejorar esta vez pulgar arriba 👍 para el transporte.

En este post podés leer el acceso al Cristo Redentor. Abrazo.

Deja un comentario