24 horas en Brujas!

Llegamos a Brujas desde Bruselas, lo que es muy sencillo, nosotros lo hicimos en auto. Estacionamos en pleno centro de la ciudad y no pagamos parking ya que es gratuito si cuentas con la oblea de discapacidad. Recorrimos casi toda la ciudad a pie y la verdad que es lo mejor, yo quede fascinado con esta ciudad, fue como un viaje a la época medieval, sus castillos, sus colores, sus flores, realmente me encanto, Brujas es uno de esos lugares que sin dudarlo volvería.

Es inegable que Brujas es un museo al aire libre. El centro de la ciudad es patrimonio cultural de la UNESCO, con obras maestras por todas partes y un ambiente animado día y noche es una ciudad para perderte.
Uno de los sitios que no podes dejar de visitar es La Grote Markt o Plaza Mayor de Brujas, está situada en el centro de la ciudad y tiene una superficie de una hectárea. Entre los monumentos alrededor de la plaza están el campanario, del siglo XII, y el Juzgado Provincial (originalmente Waterhalle, que se demolió en 1787 y fue sustituido con un edificio clasicista que desde 1850 sirvió como tribunal provincial y tras un incendio en 1878 fue reconstruido en estilo neogótico en 1887). En el centro de la plaza están las estatuas de Jan Breydel y Pieter de Coninck.
En 1995 la plaza se renovó completamente. Se eliminaron los aparcamientos y se peatonalizó en su mayor parte, haciéndola más apropiada para celebraciones. La plaza renovada reabrió en 1996 con un concierto de Helmut Lotti.

Los canales sin duda la transforman en la Venecia del norte, como muchos la llaman, estos serpentean a través de la ciudad entera dando ese toque especial a sus paisajes. Cabe destacar que nos hemos movido como de costumbre con Nati en su silla de ruedas y Sara sobre su falda casi sin inconvenientes.

Si bien es una pequeña ciudad, para descubrir realmente las sorpresas de cada esquina, chocolaterías, canales, museos como Memling o el Groeninge, iglesias como la de Nuestra Señora, hasta tesoros arquitectónicos e históricos, podes visitar el Parque Minnewater y begijnhof y el famoso Lago del Amor.

Bélgica realmente nos ha encantado, y es un buen punto estratégico para parar y moverte a distintos países, pero de lo que hemos conocido de este país, Brujas es mi favorita! no solo por ser la más turística sino por ser seguramente la más bella. A medida que vas recorriendo la ciudad ésta siempre te brinda la posibilidad  de tomar un descanso y beber un gofre, beber una cerveza (belga, por supuesto) o comprar alguna artesanía típica. Brujas tiene muchos rincones preciosos. Es sin duda una de esas ciudades que podes visitar sin programación previa y dejar la que misma te sorprenda!

Deja un comentario